ICP

Es un dispositivo que tiene como finalidad controlar que la demanda de la potencia de los aparatos conectados a la instalación, no supere la potencia contratada para el punto de suministro.

Este sistema de control está establecido en los domicilios con menos de 15 kW de potencia. El corte en el abastecimiento de luz solo es momentáneo, dado que se recupera al desconectar varios aparatos eléctricos y volver a utilizar el término de potencia suscrito.